Linterna de Popa 331

Linterna de Popa 331

Jorge Baca Campodónico

Febrero de 2022

¿Reactivación o Estancamiento?

La generación de empleo formal al garete

El ministro de economía saliente se ha atrevido a declarar que el resultado de su corta gestión ha sido espectacular. ¿Espectacular? Las cifras del crecimiento del PBI del INEI demuestran todo lo contrario. En el Grafico 1 adjunto se presenta la evolución del crecimiento del PBI real para todo el 2021. Este gráfico demuestra que la desaceleración de la economía se ha acentuado desde que el exministro Francke tomó el timón del MEF. ¿De que resultado espectacular está hablando el exministro? Tal vez se refiera a los espectaculares niveles de deuda pública e inflación a la que nos ha llevado su gestión producto de la entrega de bonos y subsidios. Tal vez se refiera a los espectaculares niveles de desempleo formal que la falta de inversión privada ha generado como producto de su gestión.

Lo cierto es que el rebote estadístico producto de la caída del PBI en el 2020 asociada a la pandemia han generado tasas de crecimiento distorsionadas en el primer semestre del año 2021 sobre las que el exministro no ha tenido participación y por lo tanto no pueden atribuirse a su gestión.

El indicador sobre el que si debemos juzgar la gestión del exministro es el de nivel de empleo formal. No nos referimos al nivel de empleo informal porque éste es la válvula de escape que tiene nuestra economía cuando no hay generación de empleo formal.

Afortunadamente existen los datos de la planilla electrónica que genera la SUNAT que nos dicen con exactitud la evolución del empleo y las remuneraciones del sector formal. En el Gráfico 2 se presenta la evolución del empleo formal del sector privado y el sector público para el periodo 2017 – 2021. Para evitar estacionalidades se ha utilizado el promedio móvil de 12 meses. Observamos que el sector privado generaba un promedio de 150 mil puestos de trabajo formales por año, mientras que el sector público un promedio de 40 mil puestos de trabajo (aunque en el 2019 hubo una retracción por la limitación en los contratos CAS).

La antitécnica cuarentena generó en el sector privado una pérdida promedio de alrededor de 300 mil puestos de trabajo. La gestión espectacular del exministro Francke ha permitido la generación de 40 mil nuevos puestos de trabajo formales en el sector público (la mayoría de ellos bajo la modalidad temporal).

 Por su parte el sector privado ante la ausencia de nuevas inversiones no ha podido recuperar el nivel de empleo prepandemia y se encuentra 3.3% por debajo de los niveles de enero del 2020. Es decir, han transcurrido dos años desde el inicio de la pandemia y el sector privado aun no puede recuperar los niveles de empleo formal del 2019. En estas circunstancias difícilmente se puede considerar la gestión del ministro Francke como una gestión espectacular.

¿Cuál es la situación laboral del sector informal? Como era previsible la pérdida de empleo en el sector formal ha generado un incremento de la informalidad laboral especialmente entre los jóvenes que recién se incorporan al mercado laboral y que al no encontrar empleos en el sector formal por la falta de inversión privada se ven obligados a aceptar trabajos a medio tiempo, temporales, mal remunerados o que no cumplen con las exigencias de un empleo formal.

Las encuestas de empleo del INEI a nivel de Lima Metropolitana y a nivel Nacional revelan el aumento significativo de la informalidad laboral y la caída de los ingresos promedio de este segmento de la población económicamente activa. El estancamiento del número de aportantes a EsSalud y el colapso del sistema de pensiones son claros indicios del aumento de la informalidad laboral.

Sin embargo, la naturaleza del trabajo informal hace difícil su cuantificación. Las Cuentas Nacionales del INEI para resolver este problema, utilizan el criterio de número de trabajadores equivalentes. Un informal puede trabajar solo medio tiempo o percibir un ingreso muy inferior al de un trabajador formal. El INEI los califica como subempleados y traduce estos números a número de trabajadores equivalentes para hacer comparables el número de trabajadores remunerados (en planilla) de los no remunerados (los que no están en planilla).

En el mes de diciembre el INEI publicó las cuentas nacionales del 2020 que incluyen las tablas insumo producto a nivel de 14 sectores y la correspondiente matriz de empleo que muestra el número de trabajadores equivalentes Remunerados y No Remunerados. Esta matriz se muestra en la Tabla 1 para los 14 sectores de la economía.

La tabla nos muestra que medido en términos de trabajadores equivalentes, en el 2020 se perdieron dos millones 439 mil puestos de trabajo. De estos, un millón 302 mil correspondieron al sector formal (remunerados) y un millón 137 mil al sector informal (no remunerados). Los sectores más afectados fueron el comercio, el sector manufactura y el sector de hoteles y restaurantes. Es decir, medido en términos de trabajadores equivalentes, el impacto de la pandemia fue similar en el sector formal y en el sector informal.

Aun no se tiene datos definitivos para el 2021, pero el análisis del sector formal realizado a partir de la planilla electrónica y los resultados de las encuestas de empleo del INEI pareciera inducir resultados similares para el sector informal en el 2021. Por lo tanto podemos concluir que la gestión del exministro Francke en términos de generación de empleo no tiene nada de espectacular. Esperemos que su sucesor entienda que la prioridad es la generación de empleo formal y ésta sólo se logra haciendo crecer significativamente la inversión privada y no entregando bonos y subsidios. (El contenido de esta columna se puede consultar en http://www.prediceperu.com/).

Leave a Reply

Your email address will not be published.